Hacer un CV que genere entrevistas está al alcance de tu mano -y de tu creatividad-. Aplicá la fórmula que fui armando intuitivamente mientras buscaba trabajo y… ¡empezá a entrenarte para las entrevistas!

hacer un CV

Seguramente te cansaste de leer en las redes sociales a muchas personas hablar o preguntarse sobre la importancia de tener un CV con un buen diseño. Y creo que ese es uno de los grandes mitos que l@s comunicadores deberíamos derribar. ¿Y por qué te lo digo con tanta seguridad?

Porque con un CV hecho en Word y guardado como PDF conseguí unas 13 entrevistas en lugares distintos a lo largo de tres meses. Así que vamos con la posta: hacer un CV que te ayude a generar entrevistas está en tus manos y no necesitás ser diseñador para eso.

Lo que yo creo es que vos, como comunicador -que, en general, apuntás a laburos de tipo más bien creativo- deberías tener al menos dos versiones de CV + un portfolio con tus trabajos realizados o su equivalente (si tu especialidad es la comunicación escrita): un blog. Además de tu perfil actualizado en LinkedIn.

 

La fórmula básica sería ésta:

 

[CV² + (Portfolio ≅ Blog) + LinkedIn]

 

Podés decirme que estoy exagerando, pero no es así. Cuando estés bien armad@ con tu arsenal de documentos para buscar trabajo, vas a ver que es mucho mejor disparar con distintas balas a medida que cambia el objetivo.

 

Obviamente, cabe aclarar que ninguna fórmula es mágica si no hay ganas de formarse y de hacer cosas constantemente para crecer profesionalmente. Dicho y aclarado esto, ¡vamos a lo que nos compete!

 

Hacer un CV: Tener varias alternativas

En general, es bueno tener:

  1. CV clásico.
  2. CV creativo.
  3. Portfolio/Blog
  4. Perfil de LinkedIn

 

*CV clásico

El CV clásico es un currículum elaborado en Word y guardado como PDF con toda la información que consideres que es importante que tu potencial empleador conozca. Hay quienes dicen que el CV no tiene que exceder la carilla pero, a mi criterio, eso estaría bien para un “resumé”, no para un CV.

 

Mi CV tiene tres carillas porque toda la información que yo considero relevante para quien lo reciba no hubiera entrado en una o dos. Ahora bien, si recién estás empezando y no tenés mucha experiencia en el rubro de la Comunicación, te aconsejo que no superes las dos carillas. Sólo incluí información relacionada con los puestos a los que te postules, información que le haga pensar al de Recursos Humanos: “¡Sí, es el perfil!”.

 

Qué poner en el CV clásico

No hay una única forma correcta de hacer un CV clásico. Puede haber variaciones, pero yo te voy a hablar acá de la estructura de MI CV clásico, que creo que me ha funcionado bastante bien. Contiene (en este orden):

 

DATOS PERSONALES

Apellido y nombresFecha de nacimientoEdad; Lugar de nacimientoD.N.I.Estado CivilDirecciónTeléfonoEmail.

Y mi foto en el margen izquierdo. Algunas empresas como Google dicen que no hay que incluir tu imagen en el CV porque lo consideran discriminatorio. Pero la realidad es que la gran mayoría de las empresas en Argentina pide o prefiere que la incluyas (sé que es una mierda, pero he visto anuncios pidiéndola explícitamente). Así que yo prefiero incluirla siempre. Por las dudas.

 

Después, a mí me gusta incluir una sección llamada:

LINKS RELEVANTES: Ahí pongo los enlaces a mi perfil de LinkedIn y mi portfolio en Behance.

 

ANTECEDENTES LABORALESEn esta sección, vas a ir separando con viñetas cada trabajo, en el que vas a distinguir con negrita tu puesto, al lado y entre paréntesis fecha de inicio y fecha de finalización y, debajo, con más viñetas, todas las tareas relevantes que realizaste en él. Obviamente, de los trabajos más recientes a los más antiguos.

Ej:

  • Redactora en agencia Pindonga (marzo 2014 – junio 2015)

-Redacción de artículos para blogs.

-Elaboración de briefs para campañas online.

  • Redactora de contenidos para Gar-Comunicación (julio 2013 – marzo 2014)

 

¡Y esto es muy importante!

No te olvides de incluir en esta sección tus emprendimientos personales. Te muestro cómo incluí en mi CV mi pequeño emprendimiento, Hagamos un (re)trato, como experiencia laboral cuando aún estaba en la búsqueda (y de paso, le respondo esta consulta a un suscriptor que se llama Patricio, al que le mando un beso enorme).

 

 

-Elaboración del plan de Marketing.

-Administración de Campañas publicitarias en Facebook Ads y Campañas de E-mail Marketing.

-Elaboración de análisis y reportes con Google Analytics.

-Creación de la página web y administración de los contenidos del blog y sus Redes Sociales.

-Posicionamiento SEO.

-Atención al cliente.

Mirá todo lo que podés mejorar tu CV por tener un emprendimiento. ¡No me voy a cansar de repetirlo!

 

FORMACIÓN ACADÉMICA. Título, período de cursada y promedio (si es destacable). Si no fuiste a un colegio secundario reconocido, no hace falta que lo incluyas.

 

CERTIFICACIONES. Si tenés. Tener certificaciones te chapea, así que intentá realizar cursos online (como los que te menciono en mi eBook gratuito) que te permitan obtenerlas.

 

Si todavía no te descargaste el eBook, podés hacerlo acá:

Descargá el eBook que escribí especialmente para vos, que querés cambiar tu vida laboral.

APTITUDES. Acá, a mí me gusta hacer un cuadrito de tres columnas para simplificar y ganar espacio. En la primera, va la aptitud. En la segunda, la descripción. En la tercera, el nivel.

Ej:

La aptitud sería: Herramientas de Diseño

La descripción: Photoshop e Illustrator

El nivel: Depende de tu nivel, yo elegí clasificarlo en Básico, Intermedio, Avanzado o Profesional

 

IDIOMAS. Aclará nivel oral y escrito.

PREMIOS Y DISTINCIONESSi tenés, no dejes de incluirlos ya que hablan muy bien de vos.

CURSOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL. Esto lo pongo al final porque, en realidad, a los de RRHH les importa más qué aptitudes y habilidades tenés antes que qué cursos realizaste.

 

*CV creativo

Un CV creativo habla resumidamente de tus aptitudes y quién sos de manera creativa. Puede estar hecho en cualquier formato: un flyer (si sabés diseñar), un video (si tu especialidad es la edición audiovisual), un audio (si te dedicás a la locución), un texto.

 

No es lo mismo que el portfolio o reel (este último, en el caso de l@s realizadores audiovisuales) que es donde incluís una muestra de tus trabajos. Es una pieza comunicacional que habla de vos como profesional de una manera original.

 

Algunos ejemplos:

 

Imagen: En este post de la página Creadictos tenés 100 ejemplos para entretenerte.

 

Video:

Esta profesora de español se las ingenió para hacer un CV creativo.

Web:

El desarrollador Robby Leonardi hizo un increíble CV interactivo.

 

 

*Portfolio/Blog

¿Qué es un portfolio? Es el conjunto de trabajos realizados que creas que vale la pena mostrar. No tenés que mostrar todo: con mostrar entre 5 y 10 trabajos ya alcanza y sobra. Pueden ser notas que hayas publicado en algún medio o blog, algún trabajo o proyecto destacable que hayas realizado en la facultad, una pieza publicitaria que hayas escrito o diseñado, un video que hayas editado, un comercial radial que hayas locutado.

 

Si buscás laburo en agencia, vas a necesitar armar sí  o sí tu portfolio de trabajos. ¿Por qué? Porque valoran mucho más la experiencia que todos los títulos que puedas tener.

 

Hay muchas páginas para que puedas armar tu portfolio online de manera gratuita: Behance, WordPress Portfolios o Wix son algunas de ellas. En cada una de ellas vas a poder ver ejemplos de otras personas que armaron así su portfolio.

 

Una vez que lo tengas, podés incluir el link a tu portfolio en la sección LINKS RELEVANTES de tu CV clásico.

 

*Perfil de LinkedIn

¿Por qué tener un perfil en LinkedIn? Porque hay búsquedas que publican en esta red social a las cuales sólo podés postularte desde esta plataforma. Además, LinkedIn te ayuda a:

 

Tener “presencia pública”. Lo que te va a servir para que si algún reclutador está buscando perfiles a través de esta red social (cada vez son más) te puede llegar a encontrar a vos.

 

Conectar con empresas, empresarios y colegas. Siempre sirve estar en contacto con gente del rubro.

 

Enterarte de búsquedas que publiquen tus contactos entre sus actualizaciones.

 

De cómo deberías armar tu perfil de LinkedIn usando palabras clave hablé un poco esta nota. Es importante estar presente en la red social de empleo más popular del mundo. Sobre todo, si buscás laburo de Community Manager. Sería un poco contradictorio postularte a avisos para CM si ni siquiera estás presente en esa red social.

 

Como ya dije más arriba, yo incluyo el link a mi perfil de LinkedIn en mi CV clásico en la sección LINKS RELEVANTES. Esta es una manera de demostrar que lo que incluís en tu CV privado también está en tu CV público. Es decir, que hay más probabilidades de que no estés chamuyando.

 

Hacer un CV y enviarlo: ¿Cómo hacerlo dependiendo de la búsqueda?

Cuando estaba buscando trabajo yo hacía lo siguiente:

 

Si se trataba de un aviso estándar, tirando a formal, les enviaba en el cuerpo del mail:

 

  • Una carta de presentación amoldada al anuncio, no muy extensa (voy a escribir sobre esto próximamente).

 

  • Mis pretensiones salariales (si eran solicitadas).

 

  • La aclaración de que mi CV (el clásico) está adjunto.

 

Recordá que en el CV clásico ya estás incluyendo los links a tu perfil de LinkedIn y a tu portfolio online o blog, que es la muestra de lo que podés hacer en la práctica. Por favor, no pongas el enlace completo: insertá un hipervínculo en las palabras “Perfil de LinkedIn” y “Portfolio”.

A cualquier empleador le puede interesar esta información, más allá del tipo de puesto al que te estés postulando, ya que lo que hacés también habla mucho de vos. Además, si no le interesa saberlo, no cliquea en los enlaces y listo, no es algo que “estorbe” a la vista en el CV ni sea mucho texto.

 

 

Si se trataba de un anuncio para un puesto de tipo más creativo (redacción de contenidos, redacción para agencias, CM creativo, etc.) les enviaba en el cuerpo del mail:

 

  • Un texto breve, descontracturado y lo más creativo posible. En estos casos, olvidate del típico: “Busco desarrollarme como profesional en su agencia” o ese tipo de clichés y frases armadas. No funcionan.

 

  • El link a mi portfolio (como siempre lo piden, es bueno que sea lo primero que vean, que no tengan que descargar tu CV para encontrarlo).

 

  • Pegaba en el cuerpo del mail mi CV creativo, que era una especie de flyer con dibujo digital.

 

  • Además, por las dudas, adjuntaba mi CV clásico, pero dudo que lo llegaran a revisar. Con el contenido del cuerpo del mail tenía que bastar para llamarles su atención.

 

 

Bueno, espero que te haya servido toda esta información. Y ya sabés que podés ser muuuy generos@ con el resto de lectores y aportar en los comentarios todo lo que sepas y que no haya dicho en este posteo.

 

¡Hasta la próxima!

Si te sirvió, ayudá a otr@s compartiéndolo en estas redes:Share on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Tweet about this on Twitter