Conseguir trabajo en Comunicación es difícil, pero no imposible. Antes de echarle la culpa a los empleadores, vas a tener que saber que hay cosas que dependen exclusivamente de vos para que puedas insertarte en este rubro.

conseguir trabajo en comunicación

Empezaste la carrera con muchas ilusiones. Pero ahora que ya te recibiste o estás por, todo es distinto. Conseguir trabajo en Comunicación es más dificil que hacer el moonwalk de Michael Jackson en ojotas. Y, para salir de esta situación, ya hiciste de todo:

*Le pediste a tu amiga diseñadora gráfica que le hiciera a tu CV unos retoques para que quedara más lindo.

*Les avisaste a todos tu amigos de Facebook que si sabían de algo, te avisaran. Incluso, pediste lo mismo a todas esas personas que ni te junan, que están en la misma que vos y que son miembros de grupos que funcionan como bolsas de trabajo.

*Llegaste a enviar tu CV a todos esos anuncios que al principio no mandabas porque pretendías crecer como profesional. Anuncios que incluían frases como “Estudiante avanzado o graduado para tareas de asistencia”, “Sueldo bruto de $8000, de 8 a 19 hs.” o “Pasantía no remunerada”.

A mí también me pasó algo similar. A fines de enero me puse a buscar trabajo de manera intensa todos los días y mis pretensiones fueron disminuyendo proporcionalmente a la falta de respuestas positivas, hasta el punto de pedir sueldos irrisorios por jornadas completas. Pero, de repente, en una misma semana dos propuestas que yo ni siquiera había buscado tocaron a mi puerta.

Sí, gloriosa situación si las hay. Pero eso no se dio por arte de magia. Todo se remonta a unos meses antes, cuando empecé a leer a bloggers con emprendimientos pura y exclusivamente online. Vendedores de servicios, de palabras, de consejos, de infoproductos. Ofrecían sus conocimientos y vivían de ellos a través de un blog.

Me pregunté si yo podría hacer eso, si era capaz. Estaba segura de que me encantaría, pero entre el deber de buscar un trabajo para poder pagar las cuentas a fin de mes y el de avanzar con mi tesis de una vez por todas, prefería dejarlo para un momento en el que ya estuviera más estabilizada y me entrara guita todos los meses para poder invertir en el proyecto.

Conseguir trabajo en Comunicación: Hacer cursos online y lidiar con las entrevistas

Mientras tanto, decidí aprender todo lo que pudiera, ya que el destino me daba tiempo de sobra durante mi período de desempleada. ¿Y qué mejor que Internet como el gran maestro? Quizás antes vivía adentro de un termo híper hermético, pero cuando quería aprender algo, buscaba cursos presenciales, desenfundaba el bolsillo y los hacía. Como ahora quería cuidar mi plata lo más posible hasta conseguir trabajo de nuevo, me propuse aprender todo lo que podía sin gastar un peso. Hice cursos online y leí información de todo tipo gratis: Marketing Digital, Google Adwords,Google Analytics, Redes Sociales, Posicionamiento SEO y hasta llegué a la mitad de un curso introductorio al Desarrollo Web.

Y me puse a buscar trabajo. A diferencia de muchos que dicen que nunca los contactan para tener un entrevista, yo tuve la suerte de que me llamaran de muchos lados. El tema era que después de una o dos entrevistas en el lugar, nunca terminaban quedándose conmigo.

Hubo un período en el que estuve desempleada durante 8 meses en 2012 y solo me habían llamado a entrevista en dos lugares. Desde esa época hasta hoy habían cambiado varias cosas: ahora me había preocupado por hacer una carta de presentación completísima que se amoldaba a cada destinatario, tenía en mi haber varios cursos relacionados con lo digital (que es lo que más se necesita en este momento) y en mi anterior trabajo había adquirido experiencia como editora de contenidos para móviles y apps. Por lo tanto, en los últimos dos años había incorporado experiencia útil y más solicitada que la de mis anteriores trabajos como periodista en medios conocidos, pero que lo único que sabía hacer era entrevistar, desgrabar y escribir en Word.

Emprender para conseguir trabajo en Comunicación

Como podrás ver, todavía no llego a la semana en que me llegaron varias propuestas porque tengo que explicar primero todo lo que hice para llegar a eso. Conseguir trabajo en Comunicación no ocurre por suerte o casualidad, si no que hay mucho que tenés que hacer y poner de vos mism@ para que se dé.

Llegó marzo y no me aguanté más. Quería tener mi emprendimiento no sólo para ganar guita, sino para poder aplicar todo lo que había aprendido en los cursos online en algo concreto y real. Y, sobre todo, para demostrarle con pruebas contundentes a mis potenciales empleadores que yo era capaz de hacer todo eso.

Pero más importante aún es que tener un emprendimiento dice mucho más de vos: te hace ver como una persona autodidacta, emprendedora, con ganas, creativa. Y eso, en general, es lo que buscan las empresas (con cabeza): gente con ganas y conocimientos.

Creé mi primer emprendimiento, Hagamos un (re)trato, mediante el cual ofrezco mis servicios como ilustradora y retratista a partir de fotos.  Armé la página con Wix (un error que en otro post explicaré) porque no tenía plata para pagarle a un diseñador web y me parecía que esa plataforma era sencilla de administrar y en poco tiempo podía construir una página atractiva visualmente.

La empecé a difundir en las redes sociales a fines de marzo. Hice sorteos, publicité con Facebook Ads y ahora quisiera probar con Adwords. Hasta ahora vendí tres retratos.

Y acá viene el meollo de la cuestión. La semana siguiente, cuando estaba haciendo el primer retrato que me habían encargado, sonó el Whatsapp. Era Vicky, una amiga de la facultad. Le habían dicho en su trabajo que había un puesto vacante como Responsable de Comunicación Digital y ella me había recomendado a mí y a otros amigos más. Apenas me lo contó, me puse en contacto y arreglé una entrevista para el día siguiente a la mañana.

Esa misma tarde, me llegó un mail a través de LinkedIn de la Editora de Contenidos de la empresa de E-Commerce más grande de Latinoamérica. Me preguntaba si me interesaría trabajar con ellos, en el departamento de User Experience. Obviamente, dije que sí y tuvimos una entrevista telefónica, tras la cual me enviaron un examen para que resolviera en mi casa y, días después, tuve dos entrevistas más en las oficinas.

Finalmente, quedé en el primer trabajo. Yo creo que lo más importante en el momento de la decisión fue el hecho de que tuviera experiencia en el mundo digital y de que hubiera creado mi página. Eso fue muy positivo a la hora de tener las entrevistas. Hablé de mi proyecto, de cómo construí la página orientada al usuario, de las acciones de marketing que llevé a cabo, entre otras cosas.

Ahora que ya conseguí trabajo en Comunicación y aprendí de estos tres meses de búsqueda intensa unas cuantas cosas sobre este acotado y pretencioso mercado laboral, paso a repasar, en referencia a mi historia, las…

7 cosas que sí están en tu poder para conseguir trabajo en Comunicación

 

(1) Formate. 

Hacé todos los cursos online que puedas. ¡Son gratis!

(2) Aplicá todo lo que aprendiste en un emprendimiento online. 

Será muy bien visto por tus potenciales empleadores y te va a servir para ganar experiencia sin depender de que nadie te contrate. Además, te convertís en fundador de una empresa de la noche a la mañana. Eso suena genial, ¿o no?

(3) Tené tu perfil de LinkedIn actualizado.

Tengo amigos que me han dicho: “¿Para qué voy a hacerme un perfil en LinkedIn si no sirve para nada?” “No conozco a nadie que haya conseguido trabajo por LinkedIn”. Ahora sé que es posible. Actualizá tu perfil, nunca se sabe cuándo te puede llegar una propuesta interesante. Y aceptá todas las solicitudes para conectar que te lleguen.

(4) Evaluá tendencias.

¿Qué está necesitando el mercado en este momento? ¿Lo que yo puedo ofrecer se ajusta a esa necesidad? ¿Qué me falta aprender? Son preguntas que deberías hacerte.

(5) Tu CV no tiene que ser lindo, tiene que ser útil.

A mi criterio, el diseño del CV es lo de menos. El mío está hecho en un Word y es pura palabra y viñetas. No es lindo, pero la información más importante está y sirve para conocer toda mi experiencia.

(6) Movete con rapidez.

Registrate en las páginas de empleo para recibir alertas en tu mail por palabra clave y postulate en cuanto aparecen. Y lo más importante, unite a grupos de Facebook que funcionen como bolsas de trabajo. Hay ofertas de primera mano que son más útiles que las de las páginas de intermediarios como ZonaJobs, Compu Trabajo o Bumeran.

(7) Esmerate con las cartas de presentación.

Parece una pavada, pero no lo es. Escribí en dos o tres párrafos cortos quién sos, tu experiencia y conocimientos más relevantes. Vendete. Hacé que a la persona que recibe tu mail y lo lee, le den ganas de descargar tu CV adjunto.

Espero que mi historia y mis consejos hayan sido útiles. Podés comentar/preguntar acá abajo lo que quieras y espero que consigas trabajo pronto en el rubro de la Comunicación.

¡Hasta la próxima!

Si te sirvió, ayudá a otr@s compartiéndolo en estas redes:Share on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Tweet about this on Twitter